Print Page | Contact Us | Report Abuse | Sign In | Register
MIDA - NOTICIAS: Agricultura

La agricultura está en franca mejoría

Sunday, September 16, 2018   (0 Comments)
Posted by: El Nuevo Día Por Antonio R. Gómez
Share |

La agricultura fue el sector económico con las mayores pérdidas por el paso de los huracanes Irma y María, pero según la proyección oficial, ha logrado ya recuperar cerca de un 75% de su producción al año del que fuera el más feroz y dañino de ambos ciclones.

“A un año de ocurrido el peor desastre en la historia moderna y haber perdido todas nuestras cosechas y parte de la producción animal y productos de animales, tenemos que decir que, gracias al tesón de nuestros agricultores, Puerto Rico puede estar cerca del 75% de recuperación de la agricultura a como estaba antes del huracán”, afirmó el secretario de Agricultura, Carlos Flores.

El estimado de pérdidas que preparó el Departamento de Agricultura para los dos huracanes es de $228.1 millones en producción y $1,826 millones en infraestructura, sumando $2,054 millones en pérdidas totales para el sector agrícola.

Las mayores pérdidas, en términos de valor, fueron en las plantaciones de plátanos, con $72.2 millones; las plantas ornamentales, con $40.8 millones; las plantaciones de guineo, con $19.4 millones; el café, con $18.3 millones y los mangos, con $11.2 millones.

En términos de las regiones en que la agencia divide la isla, las pérdidas agrícolas mayores se registraron en la de Caguas, con $41.7 millones; seguida de Naranjito, con $36.9 millones y Ponce, con $34.8 millones.

Según Flores, en este proceso de recuperación los sectores que han quedado rezagados son cultivos cuyas cosechas toman dos a tres años, como es el caso del café, y sectores donde la infraestructura sufrió mucho daño y no se logró su recuperación, como es el de los pollos.

El presidente de la Asociación de Agricultores, Héctor Cordero, coincidió con Flores al identificar los sectores que se han recuperado, pero indicó que la mayoría de los agricultores han tenido múltiples problemas y obstáculos para obtener las ayudas que necesitan para reanudar sus negocios.

Estimó que entre un 10% y un 15% de los agricultores que operaban antes de María, abandonaron la gestión, aunque resaltó que hay infusión de nuevos agricultores, muchos de ellos jóvenes, que están incursionando en el sector con nuevas ideas.

Según Flores, la producción de vegetales se ha reestablecido e incluso superado la cantidad de siembra que había antes del huracán, con proyectos nuevos que han resultado en productos como el melón de agua, el cual se está exportando a Estados Unidos.

Destacó también la rápida recuperación de los plátanos y guineos. “Los agricultores no perdieron tiempo y se pusieron a trabajar de inmediato”, dijo el titular de Agricultura.

Mencionó igualmente la recuperación en el sector de frutales, resaltando específicamente el mangó, mientras reconoció que la producción cítrica continúa con problemas que no está relacionados con el huracán, sino con la presencia de la enfermedad conocida como “citrus greening”.

Agregó que “todos nuestros mataderos tienen energía eléctrica y la matanza de animales y la producción carne continúa normal”.

Sobre las villas pesqueras, Flores indicó que estas se están reorganizando, y estimó que de las 30 que existían antes del huracán, cerca de 20 ya están en operaciones.

Celebró igualmente que la producción de cerdos se ha recuperado y anunció que en los próximos días habrá una ceremonia para entregar certificados a todas las lechoneras que utilicen 100% cerdos de Puerto Rico.

No obstante, para Cordero la recuperación ha sido de forma atrofiada “porque ha habido mucha promesa, mucho anuncio, pero la realidad del caso es que en el proceso de hacer viable esas ayudas a los agricultores, son muchos los obstáculos que se han levantado”.

Afirmó que la única ayuda vino del Departamento de Agricultura de Estados Unidos y sus agencias.

“El cuadro es por un lado desolador, pero por otro podemos considerar el fenómeno de María como una escuela y un mar de oportunidades para sectores agrícolas y la entrada de jóvenes a la agricultura con interés en nuevos tipos de cultivos no tradicionales, deseos de implementar nuevas variedades de cultivos, con nuevas tecnologías y técnicas de siembra”, expresó.