Print Page | Contact Us | Report Abuse | Sign In | Register
MIDA - NOTICIAS: Cabotaje

La carga de la Ley Jones

Wednesday, February 27, 2019   (0 Comments)
Posted by: Vicente Feliciano
Share |

Nuestra firma, Advantage Business Consulting, acaba de realizar un estudio sobre la Ley Jones que es mucho mejor que los comisionados en el pasado por los navieros de la Ley Jones (NAJ) e inclusive que el estudio de la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de Estados Unidos (GAO). No es que en Advantage seamos genios. Es que realizamos una encuesta de importadores que generó data sobre los costos de 40 mil furgones importados a Puerto Rico desde distintas partes del mundo.

Así pues, un furgón de 40 pies que llega a Puerto Rico desde Cartagena, Colombia, cuesta $703, desde Panamá $1,220, mientras que un buque cobijado por la Ley Jones desde Jacksonville cuesta $2,404. Un furgón refrigerado desde Cartagena cuesta $2,004, desde Panamá $1,715 y con los NAJ desde Jacksonville $6,054. Esta información no se había publicado antes.

Una recomendación de Advantage fue que se ordenara a los NAJ informar regularmente datos de tarifas al Departamento de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico y que se publicaran como se hace con datos de otras industrias como la banca, los seguros, las gasolineras y los hospitales. Esta práctica es tan normal que el “Shanghai Containerized Freight Index”, conformado con los precios de transporte de contenedores del puerto de Shanghai, se trafica en la bolsa de valores.

Ajustando por distancia y tamaño del furgón (40, 45 y 53 pies), utilizar buques de los NAJ es 151% más caro, dos veces y media, que usar barcos internacionales. Esta diferencia enorme en costos para Puerto Rico la validamos con un estudio del gobierno federal.

El Departamento de Transportación federal utilizó datos de una encuesta de los NAJ en todo Estados Unidos. Concluyó que operar buques de la Ley Jones es 170% más caro, 2.7 veces, que operar buques internacionales. El estudio del gobierno federal es consistente con nuestros resultados e inconsistente con el alegato de los NAJ de que, para Puerto Rico, obligarnos a usar buques de la Ley Jones no representa una forma de impuesto. Misteriosamente, los estudios comisionados por los NAJ ignoran el estudio de Transportación federal.

Nuestro estudio desbarató el argumento de los NAJ de que el costo de transporte terrestre es el mismo con y sin la Ley Jones. Esta diferencia surge porque los NAJ solo sirven a Puerto Rico desde cuatro puertos en Estados Unidos y únicamente el de Jacksonville tiene buena frecuencia de viajes. El costo terrestre es significativo y adicional al 151% de prima por usar a los NAJ.

Suponga que llega a Miami un buque de Europa con 6,000 contenedores, de los cuales 200 van para Puerto Rico. En ausencia de la Ley Jones, se haría el trasbordo en Miami. Como existe ese estatuto, es necesario montar los furgones en camiones y llevarlos por carretera hasta Jacksonville.

Suponga que el furgón viene de California, el principal productor de alimentos en Estados Unidos. Los NAJ no sirven a Puerto Rico desde ningún puerto deCalifornia. Es necesario llevar el furgón por tren o camión a hasta Jacksonville. Ese costo de transportación terrestre es de unos $7,000 más los $2,404 de transportación marítima de Jacksonville a San Juan.

Para estimar cuánto costaría ese mismo furgón desde California hasta San Juan buscamos un servicio comparable. Gracias a la encuesta de importadores, teníamos datos de cuánto cuesta transportar un furgón desde Chile a través del Canal de Panamá hasta San Juan, similar a lo que sería un servicio desde California. El costo es de $2,483. Es decir, cuando se incorpora el costo de la transportación terrestre, traer un furgón desde California es casi cuatro veces lo que costaría sin la Ley Jones.

El gobierno de Puerto Rico solicitó una exención para traer gas natural de Estados Unidos en buques extranjeros. Los NAJ no tienen un buque que lo pueda hacer. Al presente, Eco-Eléctrica y algunas plantas de la Autoridad de Energía Eléctrica usan gas natural de Trinidad & Tobago porque no lo pueden traer de Estados Unidos. En una acción perjudicial, tanto para Puerto Rico como para Estados Unidos, los NAJ se oponen a la exención.

Tras el huracán María, cuando en Puerto Rico moría gente, el gobierno de Puerto Rico solicitó una exención a la Ley Jones. Los NAJ se opusieron. El presidente Donald Trump otorgó 10 días de exención. En ese período entraron a Puerto Rico 10 buques con gasolina, diésel, generadores, agua, comida de bebé, entre otros productos.

Antes del ciclón, Puerto Rico experimentaba una contracción económica. Si no tomamos medidas significativas, cuando cese el dinero de la ayuda post huracán, volveremos a entrar en contracción. La eliminación de la Ley Jones es una de esas medidas significativas.