Print Page | Contact Us | Report Abuse | Sign In | Register
MIDA - NOTICIAS: Top News

Golpe a beneficiarios del PAN

Friday, March 8, 2019   (0 Comments)
Posted by: Leysa Caro Gonzalez
Share |

                                                 

 

.                               co

Oscar Rivera tiene 53 años. Es paciente de diabetes, enfrentó un diagnóstico de cáncer y cuida a su mamá, de 78 años, quien tiene principios de alzhéimer.

 

Hasta febrero, el hombre residente en Bayamón recibía $260 mensuales a través del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) para la compra de alimentos. Pero a partir de este mes, el cheque será de solo $112.

 

“Yo me inyecto (insulina) cuatro veces al día. Tengo como 18 potes de pastillas que me tengo que beber todos los días, y mi mamá tiene principios del alzhéimer y yo la tengo que cuidar también. No es fácil”, relató Rivera, mientras esperaba por ser atendido en una de las oficinas locales del Departamento de la Familia en Bayamón.

 

La reducción en beneficios para los 1.35 millones de participantes del PAN obedece a que los $1,270 millones en fondos de asistencia alimentaria asignados a Puerto Rico para atender la emergencia causada por el huracán María se agotaron el jueves pasado.

 

Tras agotarse los fondos y sin la aprobación de una nueva asignación de $600 millones que sigue pendiente en el Congreso, los beneficiarios del PAN comienzan a sentir este mes un golpe que los tomó por sorpresa, a pesar de que sabían que el alza en el cheque sería temporera.

 

La Cámara baja aprobó asignar los $600 millones para suplementar el programa, pero la propuesta está detenida en el Senado.

“Trataré de comprar lo básico. Compraré el arroz y las cosas más necesarias que uso para mi dieta. Yo si pudiera trabajar, me iba a trabajar, pero no puedo”, aseguró Rivera, quien también es beneficiario del programa federal de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF).

 

SE QUIEREN IR

 

No importa dónde vaya, Ada Encarnación contó que la frase que escucha como una constante es: “Me voy, me voy”.

 

Casi entre lágrimas, Encarnación relató cómo la frustración ante la crisis económica que atraviesa la isla -y que se agravó para muchos puertorriqueños que perdieron sus empleos tras la emergencia ha provocado que muchos abandonen el país en busca de mejores oportunidades.

 

“Sinceramente, lo que yo oigo entre la gente es me voy, me voy, me voy... amamos nuestra patria, pero se siente el dolor”, dijo.

 

La reducción en los fondos del PAN es otra de esas determinaciones que, aseguró, están haciendo a algunos revaluar su permanencia en la isla.

 

Encarnación no es beneficiaria del programa, pero su madre, Myriam Rivera, de 74 años, sí.

 

“Yo vine aquí a hacerle una cita a mi mamá y estaba haciendo las gestiones y me percaté que le bajaron más de la cuenta, de lo que daban normalmente”, compartió.

 

Encarnación dijo que el cheque mensual que recibía su mamá antes del huracán María era de $154 y ahora recibirá $134. “Tendría que ayudarla un poquito más, porque ella solo recibe $250 de Seguro Social más los $134 (del PAN), eso no le da para vivir”, señaló la mujer.

 

La unidad familiar de Vicenta Santiago está compuesta por ella y su esposo, de 82 años, quienes hasta febrero pasado recibían $400 mensuales por concepto del PAN.

 

El cantazo producto de la reducción, sostuvo, será fuerte. “Hay que pagar agua, luz, teléfono, es mucho. El viejo (el esposo) no trabaja, porque él lo que coge es Seguro Social y yo también, pero eso no nos da para nada”, comentó.

 

“Tendré que aguantarme un poquito en el agua, un poquito en la luz, tú sabes. El teléfono voy a ver si lo corto, porque yo soy la que lo pago”, señaló.

 

Santiago recibe $200 de Seguro Social, dinero con el que paga el plan médico. Su esposo, quien recibe $600, asume el costo de los servicios básicos y de un préstamo. “Los otros días llamé al cuñado mío para que me prestara $100... porque se ve uno mal”, dijo la mujer, de 71 años.

Confiaba -como tantos otrosque el alza se extendiera por un período adicional, “porque todo está tan caro”.

 

NO HAY OPCIÓN

 

“Esto es lo que vamos a tener que comer ahora”, esa fue la primera expresión de Wilma González, quien al momento de ser abordada por este medio sostenía en sus manos una bolsita de frituras con sabor a queso.

 

“Si generalizamos, lo que tú puedes comer es harina, una libra de pan, que te cuesta más o menos y pueden comer muchos en tu casa. Pero tú no puedes comer un bistec, un steak todos los días... las salchichas y cuando las ponen a 10 por $5”, contó.

 

González, quien trabaja y es madre de un adolescente, vio reducido su cheque del PAN en un 50%.

 

“Tú quieres darle (a tu hijo) algo que sea más saludable y yo trabajo, pero imagínate las familias que no tienen un ingreso, que solamente dependen de los cupones. No van a poder, se les va a hacer bien cuesta arriba”, advirtió González.

 

“No es que no los bajen, pero tienen que considerar caso por caso”, insistió.

 

EN LA INCERTIDUMBRE

 

Ayer, Heidi Vega, de 38 años, dijo desconocer a cuánto le bajaría el cheque mensual que recibe como beneficiaria del PAN para ella y su hija.

 

Vega trabaja en una manufacturera de hielo. Ya en una ocasión le quitaron la ayuda porque el ingreso era superior a lo establecían las métricas utilizadas por la agencia.

 

“Me haría un hueco bien grande. Tengo mis deudas y mis situaciones y lo que gano no me da para cubrirlo todo. Te quitan la ayuda por trabajar y entonces no entiendo el punto”, sostuvo.

 

“Si generalizamos, lo que tú puedes comer es harina, una libra de pan, que te cuesta más o menos y pueden comer muchos en tu casa”

WILMA GONZÁLEZ BENEFICIARIA DEL PAN