MIDA te informa

29
MAR
2022

Se avecina sustancial recorte en los beneficios del PAN

Si es beneficiario del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), prepárese para ajustar su bolsillo, pues tan pronto como en mayo próximo comenzará experimentar un recorte en los beneficios.

Es que, justo en momentos en que la inflación causada por la pandemia, así como la guerra entre Rusia y Ucrania han disparado los precios de los alimentos, el Departamento de la Familia tendrá que reajustar la cantidad de dinero que envía a las 1.5 millones de personas que reciben la asistencia. ¿La causa? Se terminaron los fondos federales que llegaron para lidiar los efectos del COVID-19 bajo la Ley de Rescate Americano (ARPA, en inglés), confirmó la secretaria, Carmen Ana González Magaz.

“Los recursos de la asignación especial de $960 millones para el PAN recibida en el 2021 ha apoyado la alimentación de sobre 1.5 millones de personas en Puerto Rico, en los meses de mayores retos de la pandemia. Estos recursos comenzaron a emitirse en el mes de julio del 2021 y su distribución finaliza en el mes de mayo”, precisó la funcionaria a Primera Hora.

Explicó que, con el fin de los fondos, “las familias regresan a un nivel de beneficios básico, que incluye el ajuste del Plan Económico de Alimentos anunciado por el gobierno federal que otorgó a Puerto Rico $500 millones adicionales en la asignación en bloque anual”.

No obstante, las cifras divulgadas por la agencia sobre los recortes que tendrá que imponer son significativas. Por ejemplo, un solo beneficiario del PAN, dejará de recibir $58 mensuales. Mientras, una familia de tres personas se quedará corta por $144 y una de cinco ya no tendrá $205.

Ahora, con el ajuste, un individuo recibirá $140 mensuales en vez de los $198 que recibió en el pasado año, la familia de tres personas tendría asignado $368 en vez de $512 y el núcleo familiar de cinco obtendría $556 en vez de $761. Estos fondos son depositados en la cuenta de la Tarjeta de la Familia.

Cabe destacar que los adultos mayores reciben una asignación especial adicional. Ahora, con el ajuste, se le quitarían $11 en este beneficio, el cual quedaría en una aportación de $28 mensuales.

González Magaz reconoció que el recorte afectará a las familias boricuas que reciben el PAN, bajo el nuevo panorama de aumento en precios que se experimenta.

“La necesidad alimentaria persiste y las familias en Puerto Rico necesitan ese apoyo para que no falten los alimentos en su hogar. Tras enfrentar la parte más crítica de la pandemia, ahora se impacta la economía con la inflación y el trastoque mundial en las rutas de acarreo que encarece aún más el costo de los alimentos. La encomienda de gobernador (Pedro) Pierluisi ha sido clara y estamos enfocados en asegurar que todas las familias elegibles a este programa, además de fácil acceso, tengan un nivel de beneficios de acuerdo a su necesidad”, estipuló.

Más, sin embargo, la secretaria reconoció que no habría una solución para sustituirle a las familias la totalidad de los fondos que perderán, en momentos en que adquirir productos alimenticios es casi un lujo.

Para que tenga una idea, el verdadero valor de un dólar está en 80 centavos, según el Índice Oficial de Precios al Consumidor en Puerto Rico correspondiente a febrero pasado y que fue publicado por el Departamento del Trabajo.

Para febrero del pasado del 2021, el valor del dólar era 83 centavos.

La encuesta también establece que el índice de precios en general ha aumentado en el pasado año en un 4.7%.

“Los grupos principales que reflejaron alza en sus índices fueron: transportación, 8.7 % (y) alimentos y bebidas, 6.9 %”, según el cálculo informado.

Una buena porción del aumento en los alimentos y bebidas ocurrió entre enero y febrero pasado. El Índice precisa que el alza entre esos meses fue de 1.2%.

“El factor mayormente responsable del alza fue en alimentos consumidos en el hogar (1.7%), provocado, mayormente, por el integrante carnes, aves, pescado y huevos, (con un alza general de 2.7%)”, se informó.

 

En la búsqueda de alternativas

Ante estas alzas en los precios, González Magaz dijo que están buscando alternativas para ayudar a los más desventajados.

“Estamos coordinando con otros programas suplementarios apoyos transitorios a familias sin ingresos, poblaciones en riesgo, adultos mayores y familias con menores. Sin embargo, ninguno tiene el impacto del PAN. Confiamos encontrar apertura a estos planteamientos ante los miembros del Congreso que tienen injerencia en estos asuntos”, reconoció.

La titular de la Familia pasó, de inmediato, a recordar la disparidad en fondos federales que recibe Puerto Rico en relación a los demás estados.

“Cuando comparamos otras jurisdicciones con perfiles socioeconómicos similares a Puerto Rico, vemos una diferencia considerable con los beneficios que tienen familias en los estados. La disparidad persiste y es preocupante, ya que la alimentación es el sustento básico y fundamental en una familia”, dijo.

La funcionaria comentó que la comisionada residente en Washington, Jenniffer González; la Coalición Alimentaria y otras entidades abogan constantemente para que a la Isla se le aumenten los fondos federales que se reciben para atender a los sectores pobres del país.

“Seguimos trabajando con el Departamento de Agricultura federal (USDA) y el Servicio de Nutrición y Alimentación (FNS, en inglés) el plan de transición del PAN al SNAP, que al concretarse habría de terminar con la disparidad en la asignación de fondos a los participantes de este programa en Puerto Rico”, concluyó.