MIDA te informa

11
APR
2022

Se agota el tiempo para sustituir la ayuda adicional del PAN

Los Fondos del Programa de Asistencia Nutricional (PAN o NAP por sus siglas en inglés), bajo el paquete de Recuperación Fiscal Estatal y Federal del Coronavirus de la Ley del Plan de Rescate Americano (ARPA en inglés) se agotarán en mayo y todavía no hay un plan para sustituir la ayuda adicional que han estado recibiendo los beneficiarios en Puerto Rico.

Lilian Rodríguez, portavoz de la Coalición por la Seguridad Alimentaria de Puerto Rico, narró a EL VOCERO que se reunió con el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, para discutir las posibles alternativas para cubrir los meses de junio, julio, agosto y septiembre de 2022. Estos cuatro meses se quedan fuera del próximo año fiscal federal que comienza el 1 de octubre de 2022 y termina el 30 de septiembre de 2023.

“Se están evaluando propuestas en el Congreso y la posibilidad de un nuevo paquete de ayuda relacionada al covid-19, pero al momento no hay un paquete para darle más dinero a Puerto Rico. En el caso del PAN, se evalúa primero la necesidad de la Isla para los meses que quedan fuera del año fiscal, que es de $300 millones, y luego se verán otras posibilidades”, declaró.

La ejecutiva se refirió a que bajo el NAP —que es una subvención en bloque, lo que significa que hay una cantidad de fondos fija— no hay paridad en los fondos de ayuda de nutrición para Puerto Rico, en comparación con los estados y otros territorios, lo que se lograría con la transición de la Isla al programa SNAP —que ajusta el ingreso a la realidad económica de la población—, que cuenta con mejores beneficios de nutrición.

En tanto, mientras se decide si se aprueban más fondos para los programas de ayuda nutricional, los puertorriqueños que son beneficiarios del PAN verán una reducción en el total de la ayuda económica que reciben mensualmente para la compra de alimentos, tan pronto como en junio de 2022.

“En Puerto Rico el máximo mensual por persona recibido del PAN bajará de $198 a $140. Serán $58 menos. En Estados Unidos el máximo es de $250 al mes, una diferencia de $110. Esta cantidad de dinero va a bajar en la Isla cuando hay más necesidad, cuando los costos de los alimentos siguen subiendo, al igual que la electricidad y la gasolina”, resaltó.

Por su parte, el director ejecutivo de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), Manuel Reyes, quien también participó de la reunión con el comité, explicó que esta situación afecta, no solo a la industria de los alimentos, también a otros sectores económicos.

“Se afecta toda la economía. Los alimentos son una necesidad básica, pero si tienen esta necesidad básica cubierta por estos fondos, eso le permite tener dinero para gastarlo en otras cosas como cine, gasolina, ropa y zapatos. De otra forma lo hubieran tenido que gastar en alimentos”, resaltó Reyes.

El ejecutivo mostró inquietud sobre la disminución de los fondos federales de alimentos, ya que entiende hacen mucha falta en este momento.

“Nos preocupa porque esto coincide con un momento de alza inflacionaria considerable y es una reducción a partir de junio en la que no habíamos estado hace algunos años, porque desde el huracán María hemos estado recibiendo fondos adicionales y nos han mantenido en un nivel alto”, agregó.

Entre los temas discutidos con el mencionado comité, está la posibilidad de que más adelante el presidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, aumente el ‘block grant’ del NAP para Puerto Rico, de $2.5 billones a $2.63 billones, lo que significaría $130 millones adicionales.

“Puerto Rico necesita mucha más que esta cantidad. Por lo menos $800 millones”, expresó la portavoz de la Coalición.

En relación a la posibilidad de que Puerto Rico pueda recibir el SNAP, Rodríguez adelantó que ese tema se discutirá entre mayo y junio de 2023.

“Hay 14 meses para crear las propuestas y trabajar ese tema en el Congreso”, dijo refiriéndose a la necesidad de presentar al Congreso alternativas para que se logre el cambio que beneficiaría a miles de familias de bajos ingresos.