MIDA te informa

03
FEB
2022

MIDA muestra satisfacción tras nulidad de la reglamentación del Negociado de Transporte

El Vicepresidente de La Cámara de Mercadeo Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), Manuel Reyes, se expresó complacido por la determinación del Tribunal de Apelaciones de San Juan que declaró que el reglamento gubernamentar que entró en vigor en agosto del año pasado para aumentar las tarifas del transporte terrestre es “nulo y carece de validez”.

“La eliminación de los porteadores por contrato implicaba un aumento en las tarifas, que en la coyuntura de la pandemia de coronavirus y la inflación generalizada que vivimos, sería perjudicial para los comercios y, sobre todo, para el consumidor. El Tribunal Apelativo nos dio la razón y acogió los argumentos de MIDA en su sentencia”, declaró el líder de la entidad empresarial que representa a la industria de alimentos en la isla.

Reyes explicó que MIDA y la Cámara de Comercio de Puerto Rico impugnaron, en recursos radicados por separado, el Reglamento 9293 aprobado por el Negociado de Transporte y Otros Servicios Públicos (NTSP) el 23 de junio del año 2021.

Por otro lado, este explicó que aunque ambas entidades buscaban el mismo objetivo, era incorrecto decir que MIDA se unió a otro pleito, sino que fue el Tribunal quien consolidó ambos casos, pero atendió los reclamos por separado y determinó que prevalecían los planteamientos llevados por MIDA.

El reglamento, según MIDA, intentaba implantar un régimen tarifario que aplicaría por igual al transporte ocasional (“spot”) que suplen las grúas, los camiones de tumba y las ambulancias, entre otros, al transporte diario de alimentos y bebidas a los establecimientos comerciales en toda la isla que siempre se ha realizado mediante contratos negociados entre ambas partes.

La determinación judicial, que declara inválido el reglamento, se basó en el incumplimiento por parte del NTSP con las garantías procesales que ofrece la Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme para la adopción de reglamentos.

Reyes explicó que la puesta en vigor del reglamento no solo tendría consecuencias para el consumidor, sino que sería contrario al plan fiscal aprobado por la Junta de Supervisión Fiscal.

“MIDA no se opone a que se revisen las tarifas a los transportistas a los cuales podría aplicar la reglamentación de las tarifas anterior, que son los que brindan servicios ocasionalmente. Nuestra objeción es que se limite la negociación, que es como funciona la inmensa mayoría de los movimientos de carga en la Isla. Continuaremos luchando porque no se obstruya nuestra capacidad de hacer acuerdos”, dijo el ejecutivo. “Los mismos camioneros que sirven nuestras rutas por contrato rechazan la imposición de un régimen tarifario en lugar de las negociaciones privadas que ahora realizan con nuestros miembros lo cual se hizo evidente durante el paro que algunas organizaciones convocaron”.

“Las negociaciones que hacemos con los camioneros son sumamente complejas y resultan en beneficios para el transportista, el comercio y el consumidor. Hay múltiples consideraciones que inciden en las conversaciones, como, por ejemplo, las rutas y paradas para hacer las entregas en toda la isla, el tipo de carga que llevarán, si es refrigerada o seca, etc. Se le ofrecen unas garantías de carga e ingresos continuos a los camioneros a cambio de unas concesiones por parte de ellos. Siempre ha funcionado así y nunca hemos entendido por qué el gobierno ha querido cambiar un sistema eficiente y exitoso”, explicó.