MIDA te informa

19
APR
2022

Economistas y empresarios advierten que se complica el panorama comercial en el País

La decisión de imponer el ‘lockdown’ en China hasta eliminar los contagios con covid-19, sumado a los efectos de la pandemia los últimos dos años y el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, podría crear la ‘tormenta perfecta’ para que el precio de muchos productos manufacturados en el país asiático sigan disparándose ante la alta demanda y la poca oferta disponible.

Economistas y empresarios del País consultados por EL VOCEROadvirtieron que aunque se controlen estas situaciones globales, seguirán las complicaciones en la cadena de suministros. Entienden que podría empeorar el panorama económico y ocasionar que la inflación siga aumentando a niveles históricos, anticipando el encarecimiento en el precio de los bienes, servicios, transportación, alimentos y materia prima.

El economista Heriberto Martínez, expuso que mientras “Europa no intervenga en el conflicto de Ucrania, y China cierre sus ciudades, la incertidumbre será uno de los factores principales que creará presiones inflacionarias por el lado de la oferta, porque China es el mayor exportador de manufactura a nivel global, por encima de Estados Unidos y Alemania”.

Altos precios y más escasez

El detente en la producción de las fábricas de China abona a que se siga afectando la cadena de suministros y no se consigan los productos que usualmente manufacturan, y se indica que en el caso de conseguirlos, se prevé que los costos sigan ascendiendo.

“Seguirán los problemas con la falta de microchips y ahora también hay problemas con cablerías electrónicas. A medida que China siga con su política de cero covid-19, encerrando a la gente, se sigue atrasando la producción, carga y transportación de bienes que se producen a costos sumamente altos”, expresó el economista Adrián Alós.

Esta realidad hace que haya menos diversidad de bienes y una muy alta demanda, por lo que el costo seguirá incrementando, agregó.

“Todo sigue moviéndose en la misma dirección. La inflación y la demanda agregada —total de bienes y servicios demandados por un país, a un determinado nivel de precios— ha ido aumentando este año y va a continuar”, advirtió Alós.

Su pronóstico es que el ambiente inflacionario continuará durante el 2022, al igual que los ascendentes precios de productos como el arroz y el trigo que provienen en su mayoría de Ucrania, que sigue recibiendo bombardeos del ejército ruso.

“El gobierno de China va a mantener su política de covid-19, lo que afecta los precios, aunque hay compañías tratando de sobrevivir con trabajadores viviendo en sus oficinas para mantener la producción. El Índice de Precios al Productor —que mide el cambio promedio a lo largo del tiempo en los precios de venta recibidos por los productores nacionales de bienes y servicios— está en sobre 11%, un indicador de que hay aumento en materia prima”, detalló Alós.

Industria de autos

José Ordeix, presidente del Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA), explicó que China es uno de los países de mayor producción de componentes para la manufactura de autos, tecnología y producción industrial, por lo que el cierre de ciudades trastoca este sector económico.

El ejecutivo expuso que el efecto de China ya se ha comenzado a sentir en la Isla, ya que muchos de sus almacenes y manufactureros han tenido que cerrar operaciones de manera temporera, lo que retrasa la llegada de materiales y afecta la cadena de distribución.

“China es un ‘player’ muy importante en la fabricación y comercialización de productos. Esto, unido a la guerra de Rusia y Ucrania, afecta aún más la manufactura de piezas electrónicas, ‘chips’, a la vez que sigue incrementando el costo del petróleo, lo que pudiese impactar el desempeño de la industria”, sostuvo Ordeix. Añadió que Puerto Rico, a pesar de estas vicisitudes, mantiene buen ritmo de ventas.

Sin embargo, Ordeix no descartó que durante el 2022 la Isla siga experimentando escasez de inventario de autos nuevos y usados. “Cuánto será la escasez dependerá de lo que cada marca supla a nivel local. Al ritmo que vamos, proyectamos un cierre de año con ventas ‘flat’. Hay que ver qué sucederá con el avance del covid-19 a nivel mundial y el curso de la guerra, dos retos que no habíamos contemplado”, expresó.

Alimentos

Manuel Reyes, director ejecutivo de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), señaló que es limitada la cantidad de alimentos que llega a la Isla proveniente del mercado chino. Sin embargo, debido a que China es el productor de la mayor cantidad de materias primas, considera que impacta directamente la cadena de suministros y pudiese provocar mayor lentitud en la llegada de productos.

“Siempre hay cosas que llegan de allá, pero no son cantidades tan dramáticas que afecten los abastos”, aseguró Reyes.

Para el sector de alimentos, la mayor preocupación lo representa el impacto de las materias primas en la cadena de suministros, porque si una planta manufacturera necesita algún tipo de empaque y no está disponible, la industria se afecta de manera indirecta.

“De por sí, no son buenas noticias. El problema es que es muy difícil en esta etapa conocer cuál será el impacto. Tenemos que seguir monitoreando todas estas situaciones que complican el proceso de logística”, afirmó Reyes.

Sobre este asunto, la presidenta de la Asociación de Navieros, Clarivette Díaz, informó que en Puerto Rico todavía no ha habido impacto económico a causa de los importadores de Asia.

“Los precios siguen similares al pasado año, algunas empresas han tenido una baja muy pequeña en los fletes, aunque no sea sustancial, porque hay más disponibilidad de espacio. Hay que ver si lo de China nos impactará en términos de la producción, pero algo que nos enseñó la pandemia es que tenemos que tener opción A, B y C de suplidores para permanecer competitivos”, manifestó Díaz.

Añadió que muchos países han creado incentivos para diversificar con productos fuera de China, especialmente para productos de tecnología y muchos gobiernos están creando acuerdos para atraer la manufactura a sus países.

Transportación

La transportación es otro sector que se afecta con la paralización de las ciudades en China, a lo que se suma el marcado aumento en el precio del crudo y, en consecuencia, el de la gasolina.

“El acarreo también se impacta porque hay barcos que salen de China medio vacíos y suben el precio del transporte para que lleguen a California, luego a Jacksonville y Puerto Rico. El transporte se encarece, porque los barcos empiezan a hacer rutas por debajo de su capacidad por los problemas de producción”, especificó Martínez.

Reyes también subrayó que ante el alto costo del transporte, muchos comerciantes —desde antes del cierre de las ciudades en China— habían comenzado a hacer ajustes en la importación, lo que entiende redujo aún más lo poco que se importaba de ese mercado.

Combustible

El presidente del Comité de Estaciones de Gasolina del Centro Unido de Detallistas (CUD), Carlos Crespo, explicó que la parte positiva del ‘lockdown’ en China es que la situación ha ayudado a estabilizar el precio de la gasolina.

“El petróleo ha bajado porque el segundo país que más gasolina usa —que es China— está básicamente cerrado y no lo está consumiendo. Hay excedente de gasolina y la está comprando Estados Unidos”, indicó Crespo.

Sugerencias

Para Martínez, aunque no hay soluciones a mediano plazo, es necesario repensar estrategias como el aumento en la producción agrícola, porque a su juicio los precios van a continuar aumentando.

“Tenemos que pensar si existe posibilidad de que produzcamos localmente en diferentes sectores económicos y en la sustitución de importaciones a lugares como Centroamérica”, subrayó.

Mientras que Alós sugiere almacenar productos antes de que sigan incrementando en precio.

“Adelantar el consumo es una alternativa, porque esperamos mayores aumentos y los negocios no los podrán absorber, por lo que se los pasarán al consumidor”, apuntó.