MIDA te informa

20
APR
2022

La industria de los alimentos está atenta a la situación global

Aunque se espera un trastoque en la cadena de suministros y que el precio de muchos productos y alimentos siga en aumento debido al cierre del 25% de las ciudades en China —el mayor exportador de manufactura a nivel global— la Isla no ha experimentado un incremento en el costo ni escasez de productos bajo estas circunstancias globales, según representantes del sector de alimentos consultados por EL VOCERO.

Se indicó que aunque el número de faltantes en góndolas parece estar estable se comienza a ver la tendencia alcista, porque en el primer trimestre de 2022 reflejó cinco puntos porcentuales por encima del mismo periodo de 2021. Así también, el año 2021 cerró dos puntos porcentuales por encima del año 2020, fecha en que no se había producido el cierre de gran parte de China y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

Según datos de la firma Professional Market Research (PMR), el ‘out of stock’ o productos faltantes en góndola, en el primer trimestre de 2022 alcanzó 19.4%, comparado con 14.5% en 2021. Asimismo, el 2021 cerró con 18.20% de productos faltantes en góndola, mientras que el 2020 finalizó con 16.5%.

No obstante, esta tendencia aún no es palpada en las principales cadenas de supermercados del País. EL VOCERO hizo un recorrido por varios establecimientos de diferentes cadenas y constató que las góndolas estaban bien suplidas con todo tipo de productos.

“Aunque la tendencia de ‘out of stock’ es que suba, la curva se ha aplanado. No hemos visto todavía el efecto de China en los supermercados. Los faltantes en enero estaban en 20.6%, en febrero en 18.3% y en marzo en 19.2%”, informó Francisco J. Cabrero, presidente de PMR, empresa que por muchos años ha medido los productos faltantes en góndola en la Isla.

Acorde con Cabrero, los números actuales son similares a los del último trimestre del año pasado, cuando el ‘out of stock’ en octubre de 2021 fue de 18.32%, en noviembre 18.52% y en diciembre 18.50%.

Sin cambios notables

Eduardo Marxuach, presidente y principal oficial ejecutivo de la cadena de supermercados Econo, expresó que aunque la industria de alimentos y productos de primera necesidad está alerta al posible impacto del cierre de ciudades de China, al momento no han notado cambios alarmantes.

“No hemos visto un impacto, hasta ahora, en los alimentos por el fenómeno de China, pero nos preocupa la manufactura de la materia prima para procesar y empacar los productos, como es el acero y el aluminio”, declaró.

Durante la Semana Santa el efecto del ‘lockdown’ de China se sintió en el sector de los alimentos, que —aunque no se obtienen de este país— se procesan en ese territorio, afirmó el ejecutivo.

“El abadejo se pesca en Rusia, pero se envía a China para procesarlo y por eso no se conseguía en la Cuaresma y los clientes tuvieron que elegir otros pescados”, relató el presidente.

El inventario en la Isla, aseguró, sigue en niveles saludables, ya que la industria en general se está preparando para los aumentos en precio que podrían reflejarse en los próximos meses.

“Ya nos estamos preparando con inventario para la época de huracanes —aunque hay reposición de algunos productos que están tardando más— y la situación de China podría causar un disloque en la cadena de abastos en el futuro, aunque, todavía no se ha visto en Puerto Rico”, añadió.

Para los meses de verano el panorama podría complicarse con la partida de los fondos adicionales del Programa de Asistencia Nutricional (NAP por sus siglas en inglés), incluida en el paquete de Recuperación Fiscal Estatal y Local del Coronavirus, de la Ley del Plan de Rescate Americano (ARPA por sus siglas en inglés), la cual finalizará en mayo y todavía no hay un plan para sustituir esta ayuda que han estado recibiendo los beneficiarios del programa en Puerto Rico.

“Tendremos $1 billón menos con una inflación muy alta y eso nos preocupa muchísimo, porque a eso se le suma los altos costos de energía y gasolina, lo que es un impacto grande para el consumidor”, señaló Marxuach.

En relación a si el consumidor está realizando compras más grandes para almacenar y protegerse de incrementos adicionales a los elevados precios, sostuvo que lo que ha visto son clientes que se llevan menos productos.

“Los clientes no se exceden con los productos porque tienen menos presupuesto... que les da para menos artículos. El movimiento que vemos es gente haciendo compras más pequeñas y más frecuentes, con menos ‘items’ para llevar y no para almacenar”, detalló el ejecutivo.

Por su parte, Nelson Vázquez, presidente de los supermercados Selectos en Gurabo, Los Prados en Caguas y en Coamo, afirmó que los precios siguen altos y que también le inquieta lo que pasará con la disminución en los fondos del PAN.

“Cuando se acaben los fondos adicionales del PAN nos va a afectar, aunque por otro lado las familias con niños están recibiendo en la planilla hasta $3,600 por el Crédito por Hijo Dependiente del Plan de Rescate Americano (ARPA por sus siglas en inglés). Los consumidores tienen más cautela al comprar y han sabido sustituir las marcas que escasean”, explicó.

Sobre los productos faltantes en góndola, informó que siempre hay alguno que tarda en llegar y afirmó que el costo de los artículos y la transportación permanecen altos.

“Hay un efecto en todo lo que ocurre en el costo de los contenedores y en renglones de gran demanda, como la carne que viene de China”, puntualizó Vázquez.